Conociendo la enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es un tipo de demencia que se caracteriza por ser progresiva, degenerativa e irreversible. El daño se ubica en el cerebro y de acuerdo al Instituto Nacional sobre Envejecimiento, éste comienza, al menos diez años antes de la aparición de los primeros síntomas, sin embargo aún se desconoce con exactitud que lo provoca.
La formación de placas y ovillos en el cerebro, son dos características principales de la enfermedad y mientras más se formen, las neuronas van funcionando con menor efectividad, luego pierden la capacidad de comunicarse entre ellas y después mueren. Este proceso se propaga hasta el hipocampo, el cual es una estructura vital para la formación de recuerdos.
Finalmente en la fase avanzada de la enfermedad, la muerte de neuronas se propaga y las regiones afectadas del cerebro se encojen considerablemente, las personas ya no pueden comunicarse y dependen de otros para su cuidado; pasan en cama la mayor parte del tiempo a medida que el cuerpo va dejando de funcionar.

La fase temprana tiende a ser ignorada. Familiares y amigos (y a veces también profesionales) lo ven solo como “vejez”, tan solo un componente normal del proceso de envejecimiento. Ya que el inicio de la enfermedad es gradual, es difícil saber con exactitud cuando comienza.

FASE TEMPRANA
- Se torna olvidadizo, especialmente con cosas que acaban de suceder.

- Puede tener dificultad en su comunicación, tal como para encontrar las palabras adecuadas.

- Se pierde en lugares que le son conocidos, pierde la noción del tiempo, incluyendo hora del día, mes, año, 
estaciones.

- Puede tener dificultad en la toma de decisiones y el manejo de sus 
finanzas.

- Puede tener dificultad para realizar tareas complejas en el hogar.
- Puede tornarse menos activo y estar menos motivado, o perder el 
interés en sus actividades y pasatiempos, cambios en el estado de ánimo, incluyendo depresión y 
ansiedad, en ciertas ocasiones, puede reaccionar de una manera inusualmente 
furiosa o agresiva. 


FASE MEDIA
A medida que la enfermedad avanza, los problemas se vuelven más obvios y limitantes.
- Se torna muy olvidadizo, especialmente sobre eventos recientes y nombres de personas.
- Puede tener dificultad para comprender el tiempo, fechas, lugares y eventos; podría perderse tanto en el hogar como en la comunidad.
- Puede aumentar su dificultad de comunicación (en el habla y la comprensión).
- Puede necesitar ayuda con el cuidado personal (aseo, bañarse y vestirse).
- No puede preparar la comida con éxito, ni limpiar o ir de compras. Es incapaz de vivir solo de manera segura, sin un apoyo considerable.
- Los cambios en el comportamiento pueden incluir: deambular, gritar, aferrarse, perturbaciones del sueño, alucinaciones (escuchar o ver cosas que no están ahí́).
- Puede demostrar un comportamiento inapropiado en el hogar o la comunidad (por ejemplo: desinhibición o agresión).

FASE FINAL
Es de casi total dependencia e inactividad. Las alteraciones de la memoria son más serias y el lado físico de la enfermedad se torna más obvio.

El 21 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Alzheimer el cual busca concientizar a la población sobre esta enfermedad, la cual genera gran discapacidad en la persona que la padece, pues gradualmente van deteriorándose sus habilidades para la vida, así como el control emocional, la conducta social y la motivación.
¡Acude a tus chequeos médicos y comenta con él si tienes la sospecha!

Imagen: Foto de Mujer creado por rawpixel.com - www.freepik.es
Fuente: Monitor de la Salud, Día Mundial del Alzheimer, Secretaría de Salud, Gobierno de Puebla http://ss.pue.gob.mx