Día Mundial de la Hepatitis

El 28 de julio se celebra el Día Mundial de la Hepatitis, el objetivo de este día es el poder proporcionar más educación y mayor comprensión de este padecimiento, ya que es una de las enfermedades infecciosas más frecuentes y de consecuencias graves.

¿Que es la hepatitis?
La hepatitis es una inflamación del hígado, causada comúnmente por una infección viral. Hay cinco virus principales de la hepatitis, denominados como tipos A, B, C, D y E. Estos cinco tipos son de gran preocupación debido a las enfermedades y muertes que causan, y a la posibilidad de brotes y potencial de propagación epidémica. En particular, los tipos B y C conducen a la enfermedad crónica en cientos de millones de personas y, en conjunto, son la causa más común de cirrosis hepática y cáncer.
Las hepatitis A y E suelen estar causadas por la ingestión de alimentos o agua contaminada. Las hepatitis B, C y D por lo general se producen como resultado del contacto parenteral con fluidos corporales infectados.

¿Por qué es importante que las personas conozcan si están infectadas con alguna forma de hepatitis viral?

El diagnóstico prematuro ofrece la mejor oportunidad para el apoyo médico eficaz. También permite que las personas infectadas tomen medidas para prevenir la transmisión de la enfermedad a otras personas, por ejemplo mediante la adopción de prácticas sexuales seguras. Permite las precauciones de estilo de vida que deben adoptarse para proteger el hígado de un daño adicional, específicamente, con la eliminación del alcohol y ciertas drogas que son tóxicas para el hígado.

¿Cómo se puede prevenir la hepatitis viral?
• Las vacunas seguras y eficaces están ampliamente disponibles para la prevención del VHA y VHB.
• El tamizaje de la sangre utilizada para transfusiones puede prevenir la transmisión del VHB y el VHC.
• El equipo de inyección esterilizado protege contra la transmisión del VHB y el VHC.
• Prácticas sexuales más seguras, reduciendo al mínimo el número de parejas y el uso de barrera (condón) con medidas de protección ha demostrado que protege contra la transmisión del VHB y el VHC.
• La reducción del daño para los usuarios de drogas inyectables previene la transmisión del VHB y el VHC.
• Alimentos y agua segura proporcionan la mejor protección contra el VHA y el VHE.

¿Qué pasa en México?
En México se registran cada año 24 mil casos de hepatitis A, B y C, por lo que la Secretaría de Salud emprendió tres estrategias:
•    Vacunación
•    sangre segura para transfusiones y
•    acciones específicas para evitar el contagio por transmisión sexual.

La mayoría de estos casos son de tipo A, que no genera un padecimiento crónico y se resuelve de manera natural.
Alrededor de mil 900 casos corresponden a hepatitis C y 750 al tipo B.
Nuestro país ha desarrollado diferentes medidas preventivas y de tratamiento, apegadas a las recomendaciones de la OMS y OPS.
Cada año se aplican seis millones de vacunas contra hepatitis B, con lo que se garantiza la inmunización de los dos millones y medio de niños que nacen cada año en nuestro país.
Asimismo, se aplican dosis de esta vacuna en personas adultas, así como a grupos considerados de riesgo, como profesionales de la salud, hombres que tienen sexo con hombres y usuarios de drogas inyectables.
Otra de las formas de contagio de la hepatitis B es a través de la transfusión sanguínea, por lo que, nuestro país cuenta con altos estándares de calidad en tamizaje de los 556 bancos de sangre que existen en el país.


Información:
https://www.paho.org/hq/dmdocuments/2011/Preguntas-Frecuentes-DMH.pdf
http://edomex.gob.mx/dia_mundial_contra_hepatitis

Imagen:
www.who.int