Junio. Mes de la fertilidad.

En México el 15 por ciento de las parejas en edad reproductiva tiene problemas de infertilidad; se habla de infertilidad cuando después de un año de que la pareja tiene relaciones sexuales, sin usar ningún método anticonceptivo, no se logra embarazar.

Hay muchos factores que influyen en la fertilidad puede ser algo físico, psicológico o inclusive factores externos que son los llamados factores no fecundantes como los son el estrés, el alcohol, las drogas e incluso algunos medicamentos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha clasificado a la infertilidad como una enfermedad, debido a que tiene repercusiones en los ámbitos social, familiar, psicológico y económico. el problema de infertilidad se presenta en un en un 40 por ciento en el varón, otro 40 por ciento se detecta en la mujer, 10 por ciento son por causas mixtas, y el 10 por ciento restante es inexplicable, es decir, no se existe ninguna alteración que impida el embarazo.

Como parte del tratamiento se indican exámenes de Papanicolaou, diabetes e hipertensión en caso de antecedentes familiares, además de otros análisis para descartar infecciones en la matriz, cavidad uterina y permeabilidad tubaria y pruebas que corroboren la ovulación en el período menstrual; En el varón, pruebas para conocer su estado de fertilidad mediante análisis seminal, que mide la cantidad de semen; morfología, concentración y movilidad de los espermatozoides.

El primer paso son los tratamientos farmacológicos, ya sea para inducir la ovulación o tratar alguna infección, o bien si el problema es la obesidad, se brinda asesoría nutricional para controlar el peso. Si esto no funciona se requerirá que se le practique un tratamiento de reproducción asistida como la inseminación artificial intrauterina o la fertilización en vitro.

 

Fuente y fotografía:  www.imss.gob.mx

Fuente: www.gob.mx/salud/