Lavado de manos

Lavarse las manos puede parecer algo muy sencillo pero es una acción de gran ayuda para nuestra salud y la prevención de enfermedades tales como diarrea o neumonía; los gérmenes que pueden causar enfermedades se alojan en la suciedad, la grasa y los aceites naturales en las manos.

¿Conoces cuál es la mejor técnica para lavarse las manos?
1. Mojarse las manos con agua y enjabonarlas, de preferencia con jabón líquido, puesto que los jabones en barra pueden estar sucios.
2. Frotarse las manos hasta formar espuma, tallar las palmas, el dorso, entre los dedos y debajo de las uñas.
3. El frotado debe durar aproximadamente 20 segundos.
4. Enjuagar ambas manos con agua.
5. Secarlas con una toalla limpia o toalla de papel o agitando al aire.

* Es importante cerrar el grifo de agua mientras las tallamos para evitar desperdiciar agua.

Es de suma importancia lavarse las manos después del contacto con las heces (como el uso del baño o de limpiar a un niño) y antes del contacto con los alimentos (preparar alimentos, comer, alimentar a un niño). Asimismo se recomienda el lavado de manos:
- Después de sonarse la nariz, toser o estornudar
- Después de contacto con un animal, alimentación animal o residuos animales
- Después de manipular alimentos del animal doméstico o golosinas
- Después de tocar basura

Fuente:
Secretaría de Salud www.gob.mx/salud
La Asociación Mundial de Lavado de Manos www. globalhandwashing.org