Salud universal: para todos y todas, en todas partes

El Día Mundial de la Salud se celebró el 7 de abril, el cual tiene un enfoque en torno a la salud universal, con el lema “Salud universal: para todos y todas, en todas partes”.

Salud universal significa que todas las personas tengan acceso, sin discriminación alguna, a servicios de salud integrales de calidad, cuándo y dónde los necesitan, sin enfrentarlas a dificultades financieras. El objetivo es que las personas no tengan que elegir entre atención de salud y los gastos cotidianos como alimentos, vestido o techo.

La falta de accesos y cobertura de salud genera:
- Enfermedad y muerte
- Pobreza
- Desigualdades
- Escaso desarrollo
- Falta de trabajo y oportunidades

3 de cada 10 personas no tienen acceso a la atención de salud por razones financieras. 2 de cada 10 personas no buscan atención debido a barreras geográficas, otras barreras a las que la población se enfrenta son las financieras, las institucionales y las iniquidades en salud por género y por etnia.

Para que una comunidad o un país pueda alcanzar la cobertura sanitaria universal se necesita:
• un sistema de salud sólido
• un sistema de financiación de los servicios de salud
• acceso a medicamentos y tecnologías esenciales
• personal sanitario bien capacitado

10 beneficios de universalizar la salud:
1. Protege a todas las personas
2. Promueve la salud y el bienestar
3. Reduce la pobreza
4. Favorece el desarrollo
5. Promueve el empleo
6. Asegura protección financiera
7. Previene y controla enfermedades
8. Favorece sociedades incluyentes
9. Promueve entornos saludables
10. Salva vidas

¡Que nadie quede atrás!

Fuente:
Organización Panamericana de la Salud www.paho.org
Organización Mundial de la Salud www.who.int

Imagen:
Organización Panamericana de la Salud www.paho.org