Sarampión

El sarampión es una enfermedad viral sumamente contagiosa que puede prevenirse mediante vacunas. No tiene tratamiento por lo que la prevención es de suma importancia, no existen medicamentos anti virales específicos contra el sarampión.

Los síntomas son:
- Fiebre
- Enrojecimiento de ojos
- Congestión nasal
- Tos
- Manchas pequeñas dentro de la boca y posteriormente en cara y cuello que se extienden a todo el cuerpo

Complicaciones:
- Diarrea severa
- Infecciones del oído
- Neumonía
- Ceguera
- Encefalitis (inflamación del cerebro que puede conducir a la muerte)

Para evitar complicaciones graves se recomienda tener una nutrición adecuada, ingesta de suficientes líquidos y tratamiento para deshidratación, en el caso de presentar neumonía e infecciones de ojos u oídos, se deben prescribir medicamentos.

Se transmite a través de gotas de saliva expulsadas por una persona infectada, éstas pueden ser al toser o estornudar, asimismo por el contacto directo con secreciones de la nariz o faringe de las personas infectadas.

La mejor forma para prevenir el sarampión es la vacunación:
* Primera dosis al año de edad
* Segunda dosis a los 6 años de edad

Ante las continuas importaciones del virus la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud instan a:
- Mantener las coberturas de vacunación (primera y segunda toma)
- Vacunar a la población de riesgo (personas de salud y turismo)
- Fortalecer la vigilancia epidemiológica para la detección oportuna en los servicios de salud públicos y privados
- Respuesta rápida ante los casos importados de sarampión

¡Consulta a tu médico!

Fuente: Secretaría de Salud www.gob.mx/salud
Aviso Epidemiológico - Situación Epidemiológica de Sarampión: www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/438120/AE-Sarampion-15022019.pdf

Fotografía: Foto de personas creado por pressfoto - www.freepik.es