Semana Mundial de la Lactancia Materna

Del 1 al 7 de agosto se celebra en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, destinada a fomentar la lactancia materna, o natural, y a mejorar la salud de los bebés de todo el mundo; la lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita.

La OMS recomienda:
- Que las madres inicien la lactancia materna en la hora siguiente al parto.
- Que el lactante solo reciba leche materna, sin ningún otro alimento ni bebida, ni siquiera agua.
- Que la lactancia sea exclusivamente materna en los primeros 6 primeros meses de vida para lograr un crecimiento, desarrollo y salud óptimos. Posteriormente los bebés deben seguir siendo amamantados y recibir alimentos complementarios seguros y nutricionalmente adecuados para atender sus crecientes requisitos nutricionales.
- Que la lactancia se haga a demanda, es decir con la frecuencia que quiera el niño, tanto de día como de noche.

Si prácticamente todos los niños fueran amamantados, cada año se salvarían unas 820 000 vidas infantiles. A nivel mundial, solo un 40% de los lactantes menores de seis meses reciben leche materna como alimentación exclusiva. La leche materna es inocua y contiene anticuerpos que ayudan a proteger a los bebés de enfermedades como la diarrea o neumonía.

Fuente: Organización Mundial de la Salud www.who.int